Osvaldo Cabral septiembre 24, 2020

UNA ODONTÓLOGA TRUCHA EN LUJÁN, DABA A PAGAR EN CUOTAS SUS “TRABAJOS”, COBRÁNDOSE CON LOS “PLANES” DE SUS “PACIENTES”

La denuncia penal por presunto ejercicio ilegal dela medicina fue presentada en la fiscalía de la ciudad de Luján, a cargo de la fiscal Laura Cordiviola, quien trabaja sobre estas cuestiones que afectarían a decenas o cientos de pacientes, los que asistían a los “consultorios no habilitados por Ximena Montes”, quien según su propio esposo apenas “es técnica ortodoncista”, tal lo confesó Gustavo Miano a un periodista de Crónica TV, quien hoy con un móvil de exteriores se hizo presente en un domicilio de la calle Hipólito Irigoyen 1441, de la ciudad de Luján.

Es que, “los mecánicos dentales son asistentes de los odontólogos, ellos no pueden tocar al paciente”, explicaron los odontólogos de la ciudad de Luján consultados a tales efectos. Y, nos dieron un ejemplo al estilo de “Una instrumentista está para asistirá un cirujano, pero no puede ponerse en el lugar de un médico a cortarle el pecho a una persona, porque se le va a hacer una operación a corazón abierto. Esto es similar, un mecánico dental tiene prohibido tocar la boca de los pacientes, no pueden intrusarlo, porque no están capacitados y mucho menos habilitados para hacerlo, no pueden aplicar anestesia, no pueden recetar medicamentos”.

En este sentido, expresaron: “Esto es una falta muy grave, es un delito penal, y si está en complicidad de otra persona que ayuda a ese cometido, a sabiendas que la persona no tiene estudios ni títulos dados por una universidad, se lo podría considerar que se ha hecho la conformación de una asociación ilícita. Porque por lucro están afectando a las personas, que por engaño montado en un escenario acorde, creen que se trata de un odontólogo. Por estas cosas la justicia tiene que actuar rápido, porque imagínate que con en este asunto dela pandemia perfectamente pueden estar infectando a personas con Coronavirus, porque no cuentan con estirilizadores habilitados para el instrumental que usan”, expresaron nuestras fuentes.

Según nuestras fuentes Ximena montes “alquila en Luján para mudarse fácil si se da cuenta que la están por pescar con su truchada”, es que “ella tiene departamentos en capital federal, pero de allá se tuvo que ir, y atiende en Luján, estuvo en varias casas particulares, y también atendía en Torres (localidad del partido de Luján), pero se tuvo que rajar de allá”.Logramos dar con muchos “pacientes” atendidos por la “odontóloga trucha” Ximena Montes, tal como la identifican, y el denominador común es que, según las declaraciones que obtuvimos, con un torno de dentista en un sillón debidamente instalado en un living o dentro de un lavadero, rebajaba los dientes rotos al tope con la raíz, parte del diente que dejaba en la encía del “paciente” (su cliente), y a partir de allí hacía un moldeo e instalaba la dentadura postiza. Pero, con el tiempo comenzaban los problemas de hinchazones, molestias y la necesidad de comenzar a tomar analgésicos para aplacar los dolores, medicamentos que según expresan los vecinos consultados eran recetados de puño y letra, por Ximena Montes, conocida como “la dentista del barrio”, que cobraba o cobra por sus “servicios” con los planes sociales de personas de escasos recursos, entre otros tipo de pagos, tal como se expresa en los videos exhibidos en esta nota periodística.

MÁS INFORMACIÓN EN:

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL COLEGIO DE ODONTÓLOGOS QUE DENUNCIÓ A LA "DENTISTA TRUCHA"

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL COLEGIO DE ODONTÓLOGOS QUE DENUNCIÓ A LA "DENTISTA TRUCHA"UNA ODONTÓLOGA TRUCHA EN LUJÁN, DABA A PAGAR EN CUOTAS SUS “TRABAJOS”, COBRÁNDOSE CON LOS “PLANES” DE SUS “PACIENTES”La denuncia penal por presunto ejercicio ilegal dela medicina fue presentada en la fiscalía de la ciudad de Luján, a cargo de la fiscal Laura Cordiviola, quien trabaja sobre estas cuestiones que afectarían a decenas o cientos de pacientes, los que asistían a los “consultorios no habilitados por Ximena Montes”, quien según su propio esposo apenas “es técnica ortodoncista”, tal lo confesó Gustavo Miano a un periodista de Crónica TV, quien hoy con un móvil de exteriores se hizo presente en un domicilio de la calle Hipólito Irigoyen 1441, de la ciudad de Luján.Es que, “los mecánicos dentales son asistentes de los odontólogos, ellos no pueden tocar al paciente”, explicaron los odontólogos de la ciudad de Luján consultados a tales efectos. Y, nos dieron un ejemplo al estilo de “Una instrumentista está para asistirá un cirujano, pero no puede ponerse en el lugar de un médico a cortarle el pecho a una persona, porque se le va a hacer una operación a corazón abierto. Esto es similar, un mecánico dental tiene prohibido tocar la boca de los pacientes, no pueden intrusarlo, porque no están capacitados y mucho menos habilitados para hacerlo, no pueden aplicar anestesia, no pueden recetar medicamentos”.En este sentido, expresaron: “Esto es una falta muy grave, es un delito penal, y si está en complicidad de otra persona que ayuda a ese cometido, a sabiendas que la persona no tiene estudios ni títulos dados por una universidad, se lo podría considerar que se ha hecho la conformación de una asociación ilícita. Porque por lucro están afectando a las personas, que por engaño montado en un escenario acorde, creen que se trata de un odontólogo. Por estas cosas la justicia tiene que actuar rápido, porque imagínate que con en este asunto dela pandemia perfectamente pueden estar infectando a personas con Coronavirus, porque no cuentan con estirilizadores habilitados para el instrumental que usan”, expresaron nuestras fuentes.Según nuestras fuentes Ximena montes “alquila en Luján para mudarse fácil si se da cuenta que la están por pescar con su truchada”, es que “ella tiene departamentos en capital federal, pero de allá se tuvo que ir, y atiende en Luján, estuvo en varias casas particulares, y también atendía en Torres (localidad del partido de Luján), pero se tuvo que rajar de allá”.Logramos dar con muchos “pacientes” atendidos por la “odontóloga trucha” Ximena Montes, tal como la identifican, y el denominador común es que, según las declaraciones que obtuvimos, con un torno de dentista en un sillón debidamente instalado en un living o dentro de un lavadero, rebajaba los dientes rotos al tope con la raíz, parte del diente que dejaba en la encía del “paciente” (su cliente), y a partir de allí hacía un moldeo e instalaba la dentadura postiza. Pero, con el tiempo comenzaban los problemas de hinchazones, molestias y la necesidad de comenzar a tomar analgésicos para aplacar los dolores, medicamentos que según expresan los vecinos consultados eran recetados de puño y letra, por Ximena Montes, conocida como “la dentista del barrio”, que cobraba o cobra por sus “servicios” con los planes sociales de personas de escasos recursos, entre otros tipo de pagos, tal como se expresa en los videos exhibidos en esta nota periodística.MÁS INFORMACIÓN EN:www.elciudadanodeluján.com.arY en Facebook nos encontrás como El Ciudadano de Luján

Publicado por El Ciudadano de Luján en Martes, 15 de septiembre de 2020

En Facebook nos encontrás como El Ciudadano de Luján