Osvaldo Cabral septiembre 29, 2020

JORGE SEMINO ASEGURA QUE CON LOS ANIMALES QUE SE MURIERON CON LAS PATAS QUEBRADAS EN TAMBOS Y FEEDLOTS, Y CON LOS POLLOS DECOMISADOS EN FRIGORÍFICOS, LE PUEDE DAR DE COMER A LOS CHICOS DE LUJÁN, DE GENERAL RODRÍGUEZ Y DE OTRAS CIUDADES.

Jorge Semino mantuvo una extravagante entrevista radial con un periodista, el que curiosamente en ningún momento se ocupó de corroborar lo que preguntó con lo que el dueño del Zoo Luján contestó. No hubo repreguntas concretas, y no es nuestra intención enseñarle periodismo a Adrián Terrizzano, solo opinamos con respecto a que fueron 5 preguntas las realizadas, las que redundaron en aspectos comunes del tema a tratar, sin consultar por trabajadores que por años prestaron servicio en negro, ni se ocupó Terrizzano de hacer mención sobre si había algún tipo de filiación sindical para con los que allí prestaban servicios. Dado que ningún secretario general de Luján luchó por los derechos de los trabajadores, al menos públicamente.

En referencia a lo que tuvo trascendencia nacional, sobre irregularidades dentro del Zoo Luján, cuestión que investigamos en El Ciudadano de Luján y dimos a conocer, Adrián Terrizzano en su programa de Radio Líder le dio el pie a Jorge Semino, como para que este empresario haga su descargo. Por lo que el dueño del zoológico arrancó con una perorata ya conocida: “El zoológico es víctima de una campaña de difamación. (Parece que para Semino la culpa la tiene el cartero) Porque hay organizaciones y ambientalistas que están agarrando y tratando de desprestigiar al zoológico de la forma que sea, con mentiras, con lo que sea. Para tratar de cerrar todos los lugares que tienen animales en cautiverio, de alguna forma. Y hacerlos quedar mal, hacerlos quedar de forma diferente”.

Semino insistió, casi sin que lo corten con otras preguntas: “Nosotros tenemos todo en regla. Es más, el mismo día que estaban sacando eso había una inspección desde las 11 de la mañana hasta las 4 de la tarde, con todo perfecto, con todo correcto. Yo te lo voy a reenviar para que veas, con todo filmado con los inspectores, con policía ambiental, con todo lo que vino. Y tenemos continuamente inspecciones realizadas que a nosotros nos conviene que vean que está todo en su lugar y correcto. Con más de 25 años en este tipo de instituciones. Con un biólogo que es el responsable de la parte de animales, y un veterinario, dos profesionales idóneos, por ejemplo. Por otra parte, más con todo lo que es el zoológico, la organización”.

En cuanto a lo que tomó estado público acerca de la elefanta que “murió de tristeza” según nuestras fuentes, Seminó le cambió el sexo, argumentando como que era EL compañero de la otra elefanta que queda viva aunque con problemas de salud, porque se trataba de DOS elefantas HEMBRAS. Por lo que el dueño del Zoo Luján afirmó: “Con todo lo que dicen que se estaba muriendo EL elefante. Ese elefante murió hace 5 años. Como muere cualquier persona, cuando se siente mal. Entonces bueno,… Y dicen que lo enterraron, y sí. No hay cementerio para elefantes. Y se decidió, hay un corral de una hectárea, y la otra compañera la elefanta quedó ahí”, por lo que dando algún crédito a los estudiosos de los animales Jorge Semino expresó: “Como dicen que ellos tienen cierta intuición de dónde están los huesos de su compañero”, confirmando públicamente y sin vergüenza alguna que lo que nosotros informamos en su momento era verdad: “Por ese motivo decidimos con una máquina retroexcavadora hacer un pozo después que murió. Con tratamientos, todo certificado, con la autopsia, con todo lo que sea. Después de todo eso se enterró en el lugar que se eligió. Como sería cualquier lugar de las 35 hectáreas de campo. Del campo que es parte del zoológico”.

Semino infructuosamente pretendió echar por tierra incluso a nuestra investigación periodística: “O sea, todo lo que sea materia de difamación, que pueda ser cosa de gente que inventa porque sí. Por ejemplo en una época había contacto con los cachorros (CON INTENCIONALIDAD FALSEÓ LA VERDAD, PORQUE HAY VIDEOS QUE MUESTRAN CLARAMENTE QUE HASTA FEBRERO DE ESTE AÑO LOS TURISTAS SE METÍAN EN LAS JAULAS PARA FOTOGRAFIARSE CON LEONES ADULTOS Y CACHORROS), con los animales comunes. Como en otras partes del mundo. Quiere decir que alguna gente para perjudicar, pero no se hizo más el contacto con los animales. Para que vean que no hay más ningún tipo. Pero bueno,…”.

Las preguntas de Adrián Terrizzano no se caracterizaron por ser punzantes, y menos en este caso, cuando le dio la posibilidad a un empresario multimillonario a expresarse como se le venía en gana. Por lo que consultó:

-PORQUE DECÍAN QUE LOS ANIMALES, QUE LOS TIGRES, QUE LOS LEONES ESTABAN DROGADOS.

“Yo invito a cada una de esa gente que lo dice, que se venga con un veterinario, que saquen para un examen una muestra de sangre, hagan una muestra de orina. Hagan todo lo que tengan que hacer, y después que pidan disculpas. Porque ¿sabe qué pasa? Que no va a pasar nada o que va a pasar vergüenza o va a quedar como, bueno…  Pero nadie viene, están en la casa, escriben en la computadora y nadie viene a hacer una muestra de orina o de algo. Es facilísimo, usted viene con un veterinario y ven si tiene alguna sedación en la parte química o algo”. Por lo que ya sabe señor y señora vecina de Luján o de la ciudad que sea, si está al cuete en su casa en estos tiempos de cuarentena, si no tiene otra cosa interesante que hacer, vaya al Zoo Luján, métase en una jaula con su veterinario amigo, y sáquele una muestra de orina a los tigres o a los leones- Nada más sencillo para sacarse cualquier duda sobre por qué los felinos tienen cara de pavotes mientras la gente se saca fotos.

Jorge Semino insistió: “Esto es amor y respeto. Desde chiquitos se crían con el cuidador, con los perritos. Tenemos una forma muy buena, muy sana de criar a los animales. Han venido de todas partes del mundo, nos han felicitado. Vienen desde Japón, desde Bélgica, de Europa para felicitarnos (Si bien Bélgica queda en Europa, podemos atribuirlo a que Semino no está acostumbrado a salir al aire en una radio). Y, bueno, NADIE ES PROFETA EN SU TIERRA. Qué se yo. Porque vio que la gente que no juega al fútbol lo critica a Messi. Y dicen que Messi es un pecho frío. Pero LO CRITICAN A MESSI, ¿CÓMO NO ME VAN A CRITICAR A MÍ?… CRITICAN AL PAPA (Jorge Bergoglio), CRITICAMOS AL PRESIDENTE (Alberto Fernández), PUTEAN A LA PRESIDENTA (Suponemos que se refiere a la vicepresidente Cristina Fernández). PUTEAMOS, Y POR POCO NOS QUEJAMOS HASTA DE (Don José de) SAN MARTÍN. De los argentinos, la verdad, no me asombra. El otro día vino la inspección, y estaba correcto todo…”.

-¿CUÁNDO FUE ESA INSPECCIÓN QUE MENCIONÁS, JORGE? (Otra pregunta incisiva de Terrizzano)

“Fue una inspección de mala leche. Se fueron los funcionarios de acá sacando una foto, diciendo venimos a ver irregularidades. Que digan la verdad. Vinieron por el acta, ¿Por qué no me dejaron el acta? La inspección estaba bien, acá pueden venir de día de noche, de madrugada a cualquier hora…”.

-¿PERO, QUIÉNES SON LOS QUE VINIERON AL ZOOLÓGICO? (Con esta pregunta el periodista lo destrozó)

“Los de Fauna de Nación. Hicieron control de animales, hicieron todo. Cuando viene una inspección así se controlan los animales, que estaba correcta, estaba correcta. Después dicen que faltan animales. En 25 años que tiene el zoológico, hay cada seis meses un relevamiento de todos los animales. Si tiene un parámetro de 25 años para atrás, en este tiempo algunos murieron, algunos nacieron entremedio, y hay una diferencia, qué se yo…”.

-¿PERO VOS LO DESMENTÍS?… PORQUE YO HE LEÍDO HOY PUBLICADO, POR EJEMPLO, QUE EN EL ZOOLÓGICO PARA NO ALIMENTAR A LOS ANIMALES DURANTE LA PANDEMIA, LOS MATABAN. LOS SACRIFICABAN. (Vamos Adrián querido, el pueblo está contigo. Con esta pregunta sí que lo descolocaste)

“Pero es una locura, injustificada. Mirá, yo te puedo decir por ejemplo, que el mes pasado NOS DONARON 42 TONELADAS DE POLLO, POR EJEMPLO. DE UN DECOMISO de un frigorífico. A NOSOTROS NOS SOBRA LA COMIDA, TENEMOS COMIDA DE SOBRA, LOS TAMBOS, LOS FEED LOT NOS REGALAN LA CARNE. Con la carne que nos dan al zoológico LE PODRÍAMOS DAR DE COMER A TODOS LOS CHICOS DE LUJÁN Y GENERAL RODRÍGUEZ, Y ALGÚN PUEBLO MÁS. ¿Por qué? Porque NOS DAN CARNE, QUE SE MUERE EL ANIMAL, UN ANIMAL CAÍDO, UN ANIMAL CON UNA PATA QUEBRADA ¿Y QUÉ HACEN CON UN ANIMAL DE 500 KILOS?… Llaman al zoológico.  Y vamos a buscarlo, para faenarlo. PERO ES GENTE QUE NOS QUIERE PERJUDICAR. YO LES DIGO UNA COSA, HABLAN TANTO DEL ZOOLÓGICO DE LUJÁN, ¿POR QUÉ NO VAN A TEMAIKÉN?”.

De esta manera Jorge Semino como dueño del Zoo Luján, aunque “la semana pasada pasó con sus hijos por la escribanía de Peretto, que queda en la calle Colón, para firmar unos papeles”, según nuestras fuentes, intenta meter en la bolsa a otro zoológico, que tiene sustanciales diferencias con el de la Capital dela Fe. Por lo que argumenta: “Ahí en Escobar, que también hay un zoológico. Tuvimos una reunión con el intendente (el jefe comunal de Luján, Leonardo Boto) y nos dijo queremos un ecoparque. Y le digo, le hago una pregunta, sobre las Cebras, ¿Por qué no podemos tener Cebras? Si las Cebras se crían en la provincia de Buenos Aires, en Roque Pérez, en la Estancia dela Familia Blaquier Crían y venden regularmente. Ese es un negocio totalmente legal, en la provincia de Buenos Aires, en Argentina. Cualquier vecino puede ir a comprar una Cebra, y tenerla en su campo. Pero me dicen que en Luján no quieren tener Cebras. (Es que en Luján ya tuvimos yeguas rayadas, que pasaron por San Martín 550) Pero ¿por qué? Por un capricho. Porque lo quieren transformar en un ecoparque. Es un tema de por qué queremos. Pero el tema legal está perfectamente habilitado, los zoológicos son instituciones legales, que están habilitadas”.

En cuanto al cierre en tiempos de cuarentena Semino expresó: “Ahora en la pandemia no nos dieron la habilitación nueva, porque no quisimos. Entonces ahora dice el ministerio no nos están dando el permiso para no abrir. Y nos hicieron una inspección. Pero no se podía ir a ningún lado, no se podía presentar un papel. Estamos manteniendo nosotros a los animales de circo que nos dejaron hace años, que a los circos les secuestraron los animales. Los tenemos acá, hasta caballos tenemos de jueces que nos han mandado con órdenes. Porque el zoológico se encarga de cuando hay animales extraviados, un mono perdido por ejemplo. Cumplimos una función social. Acá hacemos equinoterapia, se hace zooterapia, montones de cosas buenas. Pero bueno, hay intencionalidad”.

En referencia a la transformación que se pretende del lugar, por cuestiones de decisiones políticas de la actual gestión de gobierno, Semino explicó: “Aparte, me las ha hecho el director de turismo, (Parece que se refiere al secretario de turismo de Luján, Nicolás Capelli) que quiere que hagamos un ecoparque. Entonces nos ponen trabas y palos por todos lados. Y bueno, yo estoy con intenciones, y yo quiero que sea para todos iguales”. Y si Semino quiere que las cosas sean iguales para todos, ¿por qué tenía a sus empleados en negro, y por qué no estaban sindicalizados?, como pasa con cualquier otra empresa en Argentina, empresas que están obligadas a tener s su personal en regla, con aguinaldos, vacaciones, antigüedades y cobertura social. ¿DE ESTO NO LE PREGUNTÓ NADA ADRIAN TARRIZZANO? ¿Por qué? ¿Falta de imaginación periodística? ¿Tuvo condicionamientos para hacer la nota? No queda en claro.

Y, dale con Pernía!!! Semino otra vez manda a inspeccionar a otros emprendimientos comerciales: “Ahora yo pregunto ¿por qué no van a Temaiken, y ven en ese zoológico a ver lo que pasa? Después nos vamos a zoológicos en la provincia de Buenos Aires. Pero sabés lo que me dicen, queremos que en Luján se convierta en un ecoparque. Pero ¿hay un respaldo legal?, hay leyes que aprueban este tipo de establecimientos para que funcionen.  No es una ocurrencia mía”. Y quiso sacar chapa de importante: “Tenemos 25 años de trayectoria. Somos conocidos en todas partes del mundo. Tendrían que pensar, ser un poco más accesibles, y usar el sentido común. Acá con el tema de los circos esta gente nos ha dejado decenas de leones, de tigres, de monos, de todo, y nadie vino a traer un poco de comida ni a colaborar ni a limpiar. No es crítica, para nada, lo asumo”.

Pero, no dejó de mencionar que siguen cerrados por la cuarentena: “Hace 5 meses que estamos cerrados y estamos preparados para estar cerrados dos años. Pero vamos a cuidar a nuestros animales. A nosotros no nos interesa. Lo que sí nos interesa, es que sea igual para todos. Si nos cierran el zoológico para tapar otras cosas, y afectan al zoológico con campañas mentirosas, para decirle a la gente ocúpense del zoológico”. Parece que Jorge Semino cree que el sol se puede tapar con las manos. Y que los problemas que Luján tiene en estos tiempos de pandemia mundial los vecinos se los va a olvidar por una bomba de humo que explota en la puerta del Zoo Luján o porque descubrimos que una dentista trucha hace desastres en las bocas de decenas y quizás cientos de lujanenses. Nada que ver. Todo es importante, todo es información. Incluso Terrizzano debería darse cuenta de esto. Ya que tuvo la posibilidad de hacer una interpretación de las barbaridades que decía Jorge Semino durante la entrevista telefónica, y tenemos que ser nosotros quienes advirtamos de que este tipo está hablando pavadas, sobre darle de comer a los chicos la carne de los animales que se mueren por causa indeterminada en los campos de la zona.

Por lo que en el cierre de la patética entrevista Semino sigue con su argumento estar en una supuesta desventaja, cuando él por décadas habría evadido impuestos y costos laborales, gracias a la vista gorda que hicieron los funcionarios, inspectores y sindicalistas desde26 años a esta parte: “Sería bueno que fuera parejo, que hay que transmitir las cosas como son. Pero bueno, está la gente que no quiere que haya doma en Jesús María, que no haya carreras de galgos, que son otras cosas diferentes, nada que ver. Acá no hacemos show, no hacemos espectáculos, ni siquiera se trata mal a los animales. Está todo correcto. Hoy todo el mundo, o la mayoría de la gente es vegetariana. Y nos dicen que los tengamos en un hábitat natural ¿A dónde? ¿En qué parte?, No existen lugares naturales para estos animales. (Semino parece que se llevó geografía a marzo, y África se le cayó del mapa) Hay 50 tigres, 80 leones, 16 cebras, 70 ciervos. Y TIENEN QUE VIVIR AHÍ EN CAUTIVERIO, DE LA MANO DEL CUIDADOR. Están acostumbrados a un tipo de vida desde hace años”.

Y así, ante estos argumentos Adrián Terrizzano, sin inmutarse, concluyó la nota cuasi periodística. Jorge Semino aseguró que puede darle de comer carne a los chicos de Luján, de animales que murieron en el campo con las patas quebradas, y el periodista no hizo ni una sola repregunta al respecto. No nos parece extraño ni lo de Semino, ni lo de Terrizzano.

Ambos nos dan pena.