Osvaldo Cabral marzo 3, 2021

Sucedió un extraño episodio en el interior y en la puerta de un almacén del barrio Navarrini, el que pertenece a un ex empleado del Zoo Luján.

Según los relatos de los testigos, se presentaron en el lugar policías que apuntaron con escopetas tipo Itaka al almacenero y a su esposa, y pretendieron apresar a alguien que estaba en el frente del comercio comiendo un sandwich, pero, según parece los uniformados tendrían otras intenciones, más allá de la de poner orden, porque justamente hicieron lo contrario.

En medio de todo este embrollo, habría aparecido en el lugar alguna persona que tiene una restricción perimetral, y por ello no puede acercarse al propietario del almacén, ya que esta persona fue uno de los que lo agredió y destrozó su camioneta en la puerta del Zoo Luján, cuando se realizó la clausura del lugar. Una situación que fue transmitida en vivo y en directo por varios canales de televisión a nivel nacional.