Osvaldo Cabral abril 22, 2021

Una nena se escapó de la casa de su tía, que la tiene en custodia por vía judicial, y se fue a casa de su supuesto padrastro, que es un hombre bígamo, porque tiene dos parejas con las que convive, un hombre que “Le dijo a la nena que apague el teléfono durante el fin de semana”…

Su tía al darse cuenta que la nena se había ido de madrugada inmediatamente sacó conclusiones de donde estaba, y radicó la denuncia policial. Pero en el cuestionado Juzgado de Paz de Luján no quieren dictar la restricción perimetral sobre este hombre, que convive con dos mujeres adultas, ambas parejas suyas, ambas esposas, y según nuestras fuentes este hombre además de ser empleado en el Centro de Monitoreo de Luján, se dedicaría a vender títulos truchos de estudios secundarios, y le llenaría la cabeza a la menor de edad vía redes sociales y por whatsapp.

Es que la conoce, porque es hija de una ex pareja suya. Es decir que este ahora bígamo también convivió en su momento con la nena y su mamá por un tiempo, y es justamente el personaje al que filmamos en 2019 conduciendo un patrullero del Centro de Monitoreo de Luján usándolo como remis. Llevando a la nena desde la escuela a su casa, el domicilio donde él convive con sus dos esposas.

Ese patrullero era el mismo que estacionaba en la puerta de su casa y se ponía a jugar en la Play en horarios de trabajo, el mismo vehículo que usaba con la menor de sus esposas para ir a tomar mates bajo los árboles del barrio Loreto, en la localidad de Jáuregui, tal lo relata una íntima fuente de este núcleo familiar tan peculiar.

Hoy la tía de la menor de edad repetirá el pedido de restricción perimetral al denunciado Juez de Paz de Luján, Alfredo Reyes, quien por alguna extraña razón no quiere prevenir lo que le pudiere pasar a esta nena dentro de una casa diferente a la de su familia.

Sobre todo cuando un certificado de estudios secundarios que sería apócrifo, estaría a nombre de la más joven de sus esposas, el que habría sido presentado en la Escuela de Policía Juan Vucetich, pero al parecer se dieron cuenta de su falsedad y la joven y bella esposa no habría podido cursar la carrera de oficial de policía.

De todas maneras, hasta donde sabemos y quizás para quitarse el gusto, en alguna oportunidad el bígamo llevó a su pareja a un procedimiento disfrazada de policía, y fue denunciado también por sus vecinos por andar buscando ladrones por el barrio con una pistola de juguete en la cintura, y por reducir y colocarle las esposas (que de esposas sabe…) Ilegalmente a un vendedor de medias que andaba por su barrio.

Pero, el Juez de Paz no dicta una restricción en contra de este nefasto personaje, que según las denuncias le dice a la nena cuando aparece por su casa que apague el celular durante el fin de semana, en lugar de avisar a sus familiares directos de donde se encontraba la menor escapada.