ESCÁNDALO: El intendente de Luján “se toma licencia y asume Nicolás Quarenta” su segundo concejal “para garantizar la paz social”

El intendente de la ciudad de Luján Oscar Ernesto Luciani ha sido superado por una realidad que se lo ha llevado puesto, y en medio de una huelga de profesionales en el hospital por falta de pago de sueldos desde hace meses, este mandatario “va a tomarse una licencia, porque no aguanta más”, explican desde su círculo rojo.

No puede asumir como intendente interino quien fuera su primer concejal de la Unión Vecinal Héctor “Fideo” Artero, debido a sus complicaciones judiciales, dado que un tribunal de segunda instancia lo condenó a casi dos años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, y esta situación junto a otras presiones le habrían generado una dolencia cardíaca, por lo que quien asumiría es Nicolás Quarenta, el referente del PRO Cambiemos en Luján, “para garantizar la paz social”, debido a que los municipales están expectantes de ver si van a cobrar sus sueldos, dado que “hoy hay un vencimiento de cheques diferidos emitidos por la economía por un valor de 12 millones de pesos, que se suman a unos 70 millones de pesos entre descubiertos en el Banco Provincia y cargas sociales por los pagos de sueldos”, por lo que de esta manera el intendente Luciani busca alejarse del palacio municipal argumentando “problemas de salud”.

Desde el círculo rojo de Oscar Luciani confiesan que el jefe comunal “está superado, no le encuentra la vuelta para zafar del 10 de diciembre”, y a esto se suman complicaciones, dado que su hombre de confianza y hacedor de las políticas económicas en Luján era “Fideo” Artero, pero “por la condena del tribunal de Mercedes y por el infarto quedó fuera de juego”, así que “es Nicolás (Quarenta) el que queda de intendente hasta el 10 de diciembre” y parece que “va a entregar el mando al próximo intendente sea quien sea”, puesto que Luciani asegura que se retira de la vida política, para dar nuevamente clases como profesor de escuelas secundarias. Además “Quarenta es el que tiene el teléfono abierto con la gobernación, porque todos saben que a Luciani hace rato que no lo atienden”.

También en los pasillos municipales trascendió que “Lo único positivo” para el jefe comunal esta semana “es que se recibió de abogado y le dieron el diploma a Federico (Baffa), el secretario del Concejo Deliberante, identificado en la estructura municipal como “el marido de Oscar Luciani”, así que en este sube y baja de emociones el mandatario de Luján “se disputa entre las alegrías y las tristezas, porque todos los días explota una bomba diferente en algún lugar”, “ya las estaciones de servicio cortaron el combustible, no hay plata para hacer nada ni arreglar nada, estamos con las manos atadas hasta diciembre porque no hay ni un cobre en la caja”, y “los proveedores están que trinan”. E incluso desde algún sector, investigan la manera en que se ha generado la gigantesca deuda municipal, la que según especialistas en economía “está inflada, y las empresas que se llevaron los papelitos firmados por servicios son de amigos del poder”, ya que aseguran nuestras fuentes que se complica incluso a la próxima gestión debido a que “cobraron adelantos de pago de impuestos a los grandes contribuyentes, es decir dieron crédito fiscal a troche y moche, así que se gastaron la plata que como tasas e impuestos que se van a necesitar el año que viene. Pero nadie sabe a qué valor estos grandes contribuyentes cotizaron por sus servicios, si es que prestaron servicios”, y agregaron “hay mucha manganeta en esto, y lo que pasa en Luján lo podemos comparar con un vaciamiento de una empresa. Hicieron mierda todo, y dejan tierra arrasada. A los Luciani (se refieren a los hermanos Oscar y Néstor Luciani) solo les faltó sembrar sal, pero hasta el paquete se afanaron”.

Entre la deuda contraída por el municipio y los juicios pendientes por cuestiones laborales, falta de pagos a proveedores, a trabajadores de la comuna y profesionales en el hospital, además de algunos daños y perjuicios, etc., etc., la Municipalidad de Luján debería afrontar en los próximos años compromisos económicos por “cerca de 1.000 millones de pesos”, y por tal razón Oscar Luciani pretendería no estar presente el 10 de diciembre para entregar el mando, porque estaría considerado por sus hombres de confianza como “el peor día de su vida, porque sabe que se va a ir puteado por muchos por el desastre que deja”, expresaron algunas fuentes de la planta baja del palacio municipal.

Oscar Luciani y la prensa oficialista con una realidad paralela
Oscar Luciani, y su desinterés por la estabilidad política local
Federico Baffa y Oscar Luciani el día de la nota del examen final
Federico Baffa y Oscar Luciani el día de la nota del examen final
Federico Baffa, recibió su título de abogado
Oscar Luciani y su socio político Nicolás Quarenta