MUJERES REPRIMIDAS EN LA FISCALÍA: BUSCAN JUSTICIA ANTE UN ABUSO SEXUAL EN MANADA CONTRA UNA CHICA DE 17 AÑOS

Gran cantidad de mujeres se dieron cita en la puerta de la Fiscalía de la ciudad de Luján, en la búsqueda de acciones concretas de parte de los fiscales, con relación a un aberrante hecho del que fue víctima una joven de 17 años, quien según las denuncias fue abusada sexualmente por un grupo de muchos jóvenes en un domicilio particular.

MUJERES REPRIMIDAS EN LA FISCALÍA: BUSCAN JUSTICIA ANTE UN ABUSO SEXUAL EN MANADA CONTRA CHICA DE 17 AÑOS

MUJERES REPRIMIDAS EN LA FISCALÍA: BUSCAN JUSTICIA ANTE UN ABUSO SEXUAL EN MANADA CONTRA UNA CHICA DE 17 AÑOSGran cantidad de mujeres se dieron cita en la puerta de la Fiscalía de la ciudad de Luján, en la búsqueda de acciones concretas de parte de los fiscales, con relación a un aberrante hecho del que fue víctima una joven de 17 años, quien según las denuncias fue abusada sexualmente por un grupo de muchos jóvenes en un domicilio particular.Más allá del hermetismo de las primeras horas, en primera instancia las versiones se lanzaron desde ámbitos judiciales y policiales, argumentando que la menor de edad había sido encontrada en la Plaza Colón, en pleno centro de nuestra ciudad, pero, en realidad la jmenor de edad había deambulado al menos por unas siete cuadras, desde un barrio muy cercano al casco céntrico, y habría sido algún vecino quien mediante un llamado al 911 dio a conocer a las autoridades policiales que dicha joven estaba en mal estado, ensangrentada y mal vestida, y fue allí que cuando llegó el móvil del Comando de Patrulla, el que la encontró en la zona de la Plaza Colón.El domicilio del que había salida esta joven “fue identificado” rápidamente por las autoridades policiales, según el relato de algunos vecinos y una amiga de la víctima quien resulta ser mayor de edad y la había acompañado hasta esa vivienda, todo según fuentes investigativas, pero hasta el momento no se habría dado una orden de allanamiento, a pesar que los estudios médicos indicaron que las lesiones comprobadas en el cuerpo de esta menor de edad eran compatibles con un abuso sexual, y según declaraciones esa violación se habría dado en el marco de la participación de alrededor de 7 personas, aunque algunas fuentes mencionan a 9 masculinos.La justicia hasta el momento no ha informado públicamente acerca de nada de lo ocurrido ni la manera en que se llevan las averiguaciones, por lo que un grupo de mujeres desde diferentes sectores convocó a una nueva marcha ante el silencio oficial, la primera había sido a la puerta de la Municipalidad de Luján, reclamando acciones al poder político encabezado por el intendente Oscar Luciani, pero en esta segunda ocasión exigieron a la justicia que sea la que de a conocer públicamente los nombres de los violadores y sus domicilios: “porque hay que ir a buscarlos”, expresaban desde la multitud, al grito de “CON LAS PIBAS NO!”, “NO VAMOS A MIRAR MÁS PARA OTRO LADO!”, “QUE EL ESTADO HAGA ALGO COMO CORRESPONDE, QUE NOS DEN LOS NOMBRES Y LOS APELLIDOS, QUE HAGAN JUSTICIA POR ELLAS, POR LAS QUE YA NO ESTÁN Y POR QUE NO LE PASE A NINGUNA MÁS, CON LAS PIBAS NO!”.En un determinado momento ante la falta de respuestas del poder político.judicial las mujeres aglutinadas en conjunto tomaron la decisión de ingresar al edificio de la Fiscalía de Luján, el que curiosa o intencionalmente estaba abierto, a pesar de la gran manifestación y del ánimo de las mueres en la búsqueda de justicia por otra mujer violada brutalmente, por lo que entraron sin resistencia de nadie. Y pasados algunos minutos en que se manifestaron en el interior de la Fiscalía, un uniformado hizo una seña por lo que apareció desde el fondo del lugar la Policía de Infantería, que con sus escudos y cachiporras desalojaron rápidamente el lugar haciendo uso de un gel con olor penetrante, el que afectó a varias mujeres en los ojos y vías respiratorias.En ese momento se inició una batalla campal, dado que desde el exterior se arrojaban piedras y pedazos de ladrillos de una construcción cercana, por lo que allí se comenzaron a escuchar las detonaciones de los disparos de escopeta, poniendo los uniformados los cañones en altura, es decir hacia el frente pero apuntando al cielo, siendo los cartuchos del tipo con balas de goma o simplemente salvas, lo que sirvió para evitar la concentración de personas en la puerta del edificio.Para ese entonces varias mujeres, de diferentes edades, estaban afectadas en la calle por el gel picante que arrojaron sobre ellas, provocándoles ardor en la vista y ganas de vomitar.Como periodistas no la pasamos mejor en medio de los disturbios, ya que por un lado una mujer que colabora en la producción de un programa de la TV por cable local, identificada como Irina Tomadoni, sentía ardor en sus ojos, al menos eso manifestaba dado que no vimos el momento en que fuera avanzada por la Policía con el menjunje picante, Por otro lado un periodista identificado como Mauricio Mauri recibió un cachiporrazo en la mano que sostenía el celular con el que filmaba, mientras tanto nosotros, en la figura de Osvaldo Cabral, estábamos recibiendo algunas patadas en las canillas por parte de los uniformados, quienes amablemente nos sacaron del lugar a los empujones, con todo respeto claro está, pero a los empujones, A pesar de que algunos policías que nos conocen nos saludaron con simpatía a la pasada. Así que terminamos en la calle siendo llevados por las catacumbas de la Fiscalía de Luján, apareciendo a la luz del día por uno de los laterales que da al estacionamiento del edificio.Una vez fuera continuamos con el registro de la tumultuosa manifestación que hizo responsable del dispositivo de seguridad al intendente Oscar Luciani, quien cumple sus ocho años de mandato en apenas cuatro días.En medio de todo el batifondo, no fueron pocas las fuentes que relacionan a algunos de los acusados de una violación en manada a personas estrechísimamente relacionadas con el poder local, pero, nada fue confirmado oficialmente hasta el momento, así que se esperan respuestas concretas de parte de la Fiscalía y del jefe comunal Oscar Luciani, que en definitiva es el jefe político de la Policía a nivel local, responsable además de que no haya políticas de prevención efectivas ante este tipo de delitos en este distrito, no siendo éste el primer caso, ya que hay muchos otros denunciados, recordando que varias fueron las madres que involucraron a un alto funcionario municipal, muy allegado al intendente Luciani, y no solo no hicieron nada desde ningún sector sino que al acusado del presunto abuso de nenas de 10 a 12 años a cambio de bolsas de comida lo premiaron en la estructura municipal con un traslado a otra área y con un mejor sueldo.De esta manera, evidentemente, no se puede frenar ninguno de estos casos de abusos sexuales y violaciones en manada, ¿Por qué los fiscales y el intendente Oscar Luciani no hicieron nada? ¿O acaso lo hicieron, escondiendo los resultados? Si es que hubo alguno.Sea como sea, TODOS TIENEN QUE DAR EXPLICACIONES!

Publicado por El Ciudadano de Luján en Viernes, 6 de diciembre de 2019

Más allá del hermetismo de las primeras horas, en primera instancia las versiones se lanzaron desde ámbitos judiciales y policiales, argumentando que la menor de edad había sido encontrada en la Plaza Colón, en pleno centro de nuestra ciudad, pero, en realidad la menor de edad había deambulado al menos por unas siete cuadras, desde un barrio muy cercano al casco céntrico, y habría sido algún vecino quien mediante un llamado al 911 dio a conocer a las autoridades policiales que dicha joven estaba en mal estado, ensangrentada y mal vestida, y fue allí que cuando llegó el móvil del Comando de Patrulla, el que la encontró en la zona de la Plaza Colón.


El domicilio del que había salida esta joven “fue identificado” rápidamente por las autoridades policiales, según el relato de algunos vecinos y una amiga de la víctima quien resulta ser mayor de edad y la había acompañado hasta esa vivienda, todo según fuentes investigativas, pero hasta el momento no se habría dado una orden de allanamiento, a pesar que los estudios médicos indicaron que las lesiones comprobadas en el cuerpo de esta menor de edad eran compatibles con un abuso sexual, y según declaraciones esa violación se habría dado en el marco de la participación de alrededor de 7 personas, aunque algunas fuentes mencionan a 9 masculinos.


La justicia hasta el momento no ha informado públicamente acerca de nada de lo ocurrido ni la manera en que se llevan las averiguaciones, por lo que un grupo de mujeres desde diferentes sectores convocó a una nueva marcha ante el silencio oficial, la primera había sido a la puerta de la Municipalidad de Luján, reclamando acciones al poder político encabezado por el intendente Oscar Luciani, pero en esta segunda ocasión exigieron a la justicia que sea la que de a conocer públicamente los nombres de los violadores y sus domicilios: “porque hay que ir a buscarlos”, expresaban desde la multitud, al grito de “CON LAS PIBAS NO!”, “NO VAMOS A MIRAR MÁS PARA OTRO LADO!”, “QUE EL ESTADO HAGA ALGO COMO CORRESPONDE, QUE NOS DEN LOS NOMBRES Y LOS APELLIDOS, QUE HAGAN JUSTICIA POR ELLAS, POR LAS QUE YA NO ESTÁN Y POR QUE NO LE PASE A NINGUNA MÁS, CON LAS PIBAS NO!”.


En un determinado momento ante la falta de respuestas del poder político.judicial las mujeres aglutinadas en conjunto tomaron la decisión de ingresar al edificio de la Fiscalía de Luján, el que curiosa o intencionalmente estaba abierto, a pesar de la gran manifestación y del ánimo de las mueres en la búsqueda de justicia por otra mujer violada brutalmente, por lo que entraron sin resistencia de nadie. Y pasados algunos minutos en que se manifestaron en el interior de la Fiscalía, un uniformado hizo una seña por lo que apareció desde el fondo del lugar la Policía de Infantería, que con sus escudos y cachiporras desalojaron rápidamente el lugar haciendo uso de un gel con olor penetrante, el que afectó a varias mujeres en los ojos y vías respiratorias.


En ese momento se inició una batalla campal, dado que desde el exterior se arrojaban piedras y pedazos de ladrillos de una construcción cercana, por lo que allí se comenzaron a escuchar las detonaciones de los disparos de escopeta, poniendo los uniformados los cañones en altura, es decir hacia el frente pero apuntando al cielo, siendo los cartuchos del tipo con balas de goma o simplemente salvas, lo que sirvió para evitar la concentración de personas en la puerta del edificio.


Para ese entonces varias mujeres, de diferentes edades, estaban afectadas en la calle por el gel picante que arrojaron sobre ellas, provocándoles ardor en la vista y ganas de vomitar.


Como periodistas no la pasamos mejor en medio de los disturbios, ya que por un lado una mujer que colabora en la producción de un programa de la TV por cable local, identificada como Irina Tomadoni, sentía ardor en sus ojos, al menos eso manifestaba dado que no vimos el momento en que fuera avanzada por la Policía con el menjunje picante, Por otro lado un periodista identificado como Mauricio Mauri recibió un cachiporrazo en la mano que sostenía el celular con el que filmaba, mientras tanto nosotros, en la figura de Osvaldo Cabral, estábamos recibiendo algunas patadas en las canillas por parte de los uniformados, quienes amablemente nos sacaron del lugar a los empujones, con todo respeto claro está, pero a los empujones, A pesar de que algunos policías que nos conocen nos saludaron con simpatía a la pasada. Así que terminamos en la calle siendo llevados por las catacumbas de la Fiscalía de Luján, apareciendo a la luz del día por uno de los laterales que da al estacionamiento del edificio.


Una vez fuera continuamos con el registro de la tumultuosa manifestación que hizo responsable del dispositivo de seguridad al intendente Oscar Luciani, quien cumple sus ocho años de mandato en apenas cuatro días.
En medio de todo el batifondo, no fueron pocas las fuentes que relacionan a algunos de los acusados de una violación en manada a personas estrechísimamente relacionadas con el poder local, pero, nada fue confirmado oficialmente hasta el momento, así que se esperan respuestas concretas de parte de la Fiscalía y del jefe comunal Luciani, que en definitiva es el jefe político de la Policía a nivel local, responsable además de que no haya políticas de prevención efectivas ante este tipo de delitos en este distrito, no siendo éste el primer caso, ya que hay muchos otros denunciados, recordando que varias fueron las madres que involucraron a un alto funcionario municipal, muy allegado al intendente Luciani, y no solo no hicieron nada desde ningún sector sino que al acusado del presunto abuso de nenas de 10 a 12 años a cambio de bolsas de comida lo premiaron en la estructura municipal con un traslado a otra área y con un mejor sueldo.


De esta manera, evidentemente, no se puede frenar ninguno de estos casos de abusos sexuales y violaciones en manada, ¿Por qué los fiscales y el intendente Oscar Luciani no hicieron nada? ¿O acaso lo hicieron, escondiendo los resultados? Si es que hubo alguno.Sea como sea, TODOS TIENEN QUE DAR EXPLICACIONES!

Un Policía de la Infantería le pegó un garrotazo al periodista Mauricio Mauri en la mano, tirándole al piso el celular con el que estaba filmando la represión contra las mujeres (Estas son capturas de pantalla de nuestro video, luego mostraremos en cámara lenta cómo ocurrieron las cosas)