“LADRAN CHANCHO, SEÑAL QUE OPERAMOS”: CONCEJALES OPOSITORES DESDE SUS “USINAS INFORMATIVAS RENTADAS”, SE RASGAN LAS VESTIGURAS POR CUESTIONES DE “INCOMPATIBILIDADES”

Todos los concejales que hasta el 10 de diciembre eran oficialismo, parece ser que de golpe cambiaron de camino, claro está que poniendo un imán al costado de una brújula. Resulta que ahora siendo oposición estos ediles se preocupan por lo que consideran “incompatibilidades”, en las acciones llevadas adelante por asesores y funcionarios de turno, cuando hasta el año pasado y en los Tribunales de Mercedes argumentaban otra cosa. Es que en su momento, hasta justificaban la “malversación de fondos” de las arcas municipales, incluso en apoyo abierto y público para con el secretario de economía y primer concejal que era enjuiciado por la compra y la venta fideos a la misma vez, poniéndose un alto funcionario de los dos lados del mostrador. Situación que quedó perfectamente demostrada a través de informes periodísticos que publicamos en su momento. ¿En ese momento no les preocupaba la “incompatibilidad”, no?

Los concejales de la ahora oposición, cambiaron de lado en la cancha política, y fue a partir del 10 de diciembre, Ya que curiosa y tendenciosamente objetan en sus funciones de un profesional lujanense, el que es responsable de la entidad cooperativa más grande de nuestra ciudad y la que mejores y más importantes servicios presta.

Están flojos de reflejos, quizás por la edad, aunque tratando de agarrarse como gato contra el vidrio (… lo de gato no es por lo de macristas, eh!) tratando de que algo parezca importante. Es que los concejales de la oposición por medio del portal “Ladran Sancho, que es su usina informativa”, tratan de instalar un tema de supuesta incompatibilidad de funciones por parte del arquitecto Gustavo Córdoba, siendo éste uno de los responsables de obras públicas de la Cooperativa Eléctrica, quien cumple un rol de asesor Ad Honoren para la municipalidad de Luján.

Es decir, que desde la oposición cuestionan que un profesional con la calidad de Córdoba ponga su experiencia al servicio de nuestra ciudad, y SIN COBRAR UN SOLO PESO,… ¿Se entiende?

El concejal Fernando Casset, acompañado por el resto de los ediles opositores, difunde a través de un portal de noticias con el que como oficialismo, y hasta el año pasado tuvo aceitadas relaciones económicas, gacetillas de prensa que advierten de una supuesta acción ilegal de parte de la nueva gestión, cuando el Intendente “Leonardo Boto tiene todas las atribuciones para encargarle una tarea, y por eso nombró a Gustavo Córdoba como asesor de la municipalidad”, incluso cumpliendo desde la estructura municipal con la reglamentación vigente y “también con un seguro de vida”, según nuestras fuentes. Porque evidentemente Gustavo Córdoba realiza tareas en lugares en los que está expuesto a los mismos peligros que cualquier otro trabajador municipal, donde hay maquinaria en movimiento y elementos que pueden lastimarlo.

Y en él, un arquitecto con muchos años de experiencia y alto cargo en la Cooperativa Eléctrica, ha depositado gran confianza este jefe comunal, justamente porque “Córdoba no hace política partidaria sino que gestiona en función de su leal entender”, y en beneficio de la comunidad en su conjunto. Es decir que asesora sobre cómo hacer las cosas no solamente pensando en los trabajadores municipales, sino además en el resto de los ciudadanos de esta bendita tierra. Y además en una ciudad que tiene que quedar armada en obras públicas hechas a la vista sino además con un tendido subterráneo para esta y para posteriores gestiones municipales. Es decir, pensar una ciudad a futuro.

Es que, hasta donde sabemos, incluso Rita Sallaberry en su momento había convocado al arquitecto Gustavo Córdoba para que fuera su secretario de obras públicas, en caso de que la joven militante vecinalista ganara las elecciones, cosa que no logró al perder la interna contra Fernando Casset. Quiere decir esto que tanto de un lado como desde el otro, vieron con buenos ojos a un profesional de este calibre, ni más ni menos que para sacar adelante a Luján en cuanto a la red de obras que le competen. Cosa que no hizo Javier Casset, primo de Fernando y concejal hasta el 10 de diciembre del año pasado, ya que durante CUATRO AÑOS y cobrando como secretario de obras públicas, Javier Casset a lo único que se dedicó es a tapar los pozos del asfalto con tosca. Cosa que informamos oportunamente, ¿recuerda eso, el estimado concejal Fernando?

Repetimos el concepto: “Gustavo Córdoba no hace política partidaria”, el arquitecto Córdoba TRA-BA-JA, por nuestro Luján y sin cobrarle un peso a la municipalidad. Cosa que evidentemente desconocen los radicales o los cuasi radicales, que ahora escupen para arriba.

Es que estos cachivaches no solo quebraron a la ciudad social, económica y políticamente, sino que además siguen dando vueltas, habiendo metido incluso en la estructura municipal a muchos de los ex funcionarios del Departamento Ejecutivo de Oscar Luciani, adentro de los bloques del Concejo Deliberante cebando mate y haciendo de secretarios o asesores, tal el caso del inefable Sergio “Papa verde” Fernández, también conocido en el ámbito por su alias de “El funde gomerías”.

En definitiva, y para que se entienda bien cómo “los ahora opositores tratan de empiojar el asunto” mediática y políticamente: Pues, “desde Ladran Sancho tiran la noticia y después se la pasan a otros portales como el de Bigote y el del otro mamerto de Fernández,… y todos saben que la pareja de Javier Campos (Campos es un joven periodista de Luján que “estaba en Ladran Sancho, junto con Martina”, se lo contamos por si no lo conoce al pibe, querido lector), trabaja en el bloque de Héctor Griffini como secretaria”.

Entonces, al parecer “Martina Veiras, dejó Ladran Sancho para militar en el bloque de Héctor Griffini”, explican dentro del palacio municipal, por lo que “Martina y Andrea Cocilovo”, esta última jefa de bloque, serían otras de las razones por las que desde ese portal “tratan de hacerle campaña a Casset”, y al resto de los ediles, por más que se hayan separado y se muestren en el recinto en bloques diferentes. Ya que “las chicas trabajan para todos los concejales de la oposición”, confesó una fuente dentro de la oposición.

Por lo tanto, desde una porción de recinto se pretendería ensuciar a vecinos profesionales de nuestra ciudad, tal el caso de Gustavo Córdoba, que asesora a la municipalidad y lo hace SIN COBRAR NI UN SOLO PESO. Por eso nos resulta penosa esta manganeta político-mediática encabezada públicamente por Fernando Casset, socio político de Oscar Luciani, quienes en conjunto con otros inútiles dejaron el Luján que dejaron. Absolutamente quebrado, con deudas por todos lados, sin obras, sin seguridad y casi sin futuro.

Claro está que, analizando quiénes son los que están detrás de todo esto, aunque estaría metiendo la cola algún viejo peronista desde las sombras, hasta nos parece lógico que no entiendan lo que es PRESTAR SERVICIOS A LA CIUDAD Y SIN COBRAR por ello. Y, el caso de Gustavo Córdoba no es el único. Porque habría otros profesionales que colaboran de diferentes formas con la gestión de Leonardo Boto, quienes también realizan tareas Ad Honoren (sin cobrar por ello).

Justamente en este contexto no nos olvidamos que el año pasado el concejal ultra princista César Siror denunció a su par Casset, cuando a viva voz en plena sesión del Concejo Deliberante, durante el tratamiento del Presupuesto municipal, dejó en claro ante los vecinos presentes y las cámaras de televisión que Fernando Casset cobraba dos o tres sueldos a la vez, cuando eso está prohibido por la ley. Ocasión en la que Casset tragó saliva y apretó las nalgas en su sillón como presidente del recinto, sin pronunció palabra alguna contra lo que decía Siror, ni siquiera se defendió, a diferencia de lo que cacarea ahora este casi intendente, estando en el otro bando, claro está.